Saltar al contenido

Cómo meditar con cuencos tibetanos | 9 Tips

agosto 3, 2023
Práctica de meditación utilizando cuencos tibetanos
Armonía y atención plena – Meditando con cuencos tibetanos

La meditación es una práctica milenaria que ha sido utilizada para calmar la mente, reducir el estrés y mejorar la concentración. En esta guía paso a paso, aprenderás cómo meditar con cuencos tibetanos. 

Una forma única y efectiva de meditar es utilizando los cuencos tibetanos, que proporcionan un sonido y una vibración relajantes que pueden ayudar a profundizar la experiencia meditativa.

Una guía paso a paso para la meditación con cuencos tibetanos

1. Encuentra un lugar tranquilo: Busca un lugar tranquilo y sin distracciones donde puedas sentarte cómodamente durante la meditación. Puedes colocar el cuenco tibetano frente a ti o a tu lado.

2. Postura adecuada: Adopta una postura cómoda en la que puedas mantener la espalda recta. Puedes sentarte en el suelo con las piernas cruzadas o en una silla con los pies apoyados en el suelo.

3. Preparación del cuenco: Toma el mazo o la baqueta y golpea suavemente el borde del cuenco tibetano para comenzar a generar el sonido. Escucha atentamente el sonido y deja que se desvanezca lentamente.

4. Frotar el cuenco: Luego, comienza a frotar la baqueta alrededor del borde del cuenco en movimientos circulares. Escucha el sonido continuo y armónico que se produce.

5. Enfoque en la respiración: Ahora, cierra los ojos y comienza a enfocarte en tu respiración. Respira lenta y profundamente, sintiendo cómo el aire entra y sale de tu cuerpo.

6. Sintoniza con el sonido: Mientras sigues respirando, sintoniza con el sonido del cuenco tibetano. Deja que el sonido te envuelva y te lleve a un estado de calma y serenidad.

7. Deja que la mente se calme: Es normal que la mente se distraiga con pensamientos durante la meditación. Cuando esto suceda, simplemente observa los pensamientos y luego vuelve tu atención al sonido del cuenco y a tu respiración.

Recuerda también…

8. Permanece en el presente: Mantén tu enfoque en el sonido del cuenco y en tu respiración para mantener tu mente en el presente. No te preocupes por el pasado o el futuro, simplemente disfruta del momento presente.

9. Medita el tiempo que desees: Puedes meditar con el cuenco tibetano el tiempo que desees, ya sea unos minutos o más tiempo. Cuando decidas finalizar la meditación, deja que el sonido del cuenco se desvanezca lentamente y abre los ojos con suavidad.

Te dejamos este video con una meditación guiada que encontramos para ti:

En conclusión

Meditar con cuencos tibetanos puede ser una experiencia profundamente relajante y transformadora. 

Esta práctica te ayudará a calmar la mente, reducir el estrés y conectarte contigo mismo en un nivel más profundo.

Siéntate regularmente con tu cuenco tibetano y disfruta de los beneficios que la meditación puede aportar a tu vida.

Quizás te interese…